Novedades en muebles y diseños de interiores.
   
  NAVEGACIÓN        
  Portada  
  Decorar un escritorio  
  Delimitar espacios  
  Ampliar estancias  
  Presupuesto bajo  
  Diseño en las cocinas  
 
   
 

Decorar con poco presupuesto

 
 

Decorar una habitación pequeña es uno de los mayores desafíos que muchas familias tienen en sus hogares hoy en día. El querer hacer de ese espacio tan reducido una sala de descanso y esparcimiento para el resto de la familia puede ser frustrante y confuso para alguien que no sepa como hacerlo.

Aquí os dejamos algunas propuestas de bajo presupuesto para transformar una habitación pequeña, sin importar cuál sea el presupuesto.

1. En primer lugar hay que determinar si de verdad necesitamos que nuestra estancia parezca más grande. Después de todo, ¿Que hay de bueno en las grandes habitaciones? La mayoría de las veces lo que queremos sentir en nuestra vivienda o en nuestra sala de estar es que sea reconfortante y acogedora, y que lo sientan las personas que entren en esa estancia. Que se sientan envueltas en calidez al entrar, o que nuestra habitación sea encantadora, llena de personalidad allá donde mires.

Es mejor no apresurarse a asumir que una estancia grande es siempre lo mejor, porque seguro que conoces grandes espacios que son fríos y poco acogedores. Ten cuidado porque podrías estar creando un problema donde no lo hay.

2. Sacar el máximo partido de una habitación pequeña haciendola acogedora utilizando únicamente pintura o accesorios en colores cálidos. Cubre las ventanas con cortinas o estores coloridos y añade cojines, mantas o ropa de cama de la misma tonalidad. No hace falta gastarse mucho dinero en estos detalles, solo hace falta una tela y una barra para cortinas. Podemos hacer nosotros mismos los cojines o las fundas de las almohadas. Le daremos un toque especial y personal cuyo resultado final será muy acogedor.

3. Reducir el desorden en una habitación pequeña. Este es el principal problema dentro de espacios pequeños, pero también el más rápido de solucionar. Coge una caja y retira todos los objetos que no estén en su sitio. Recoloca los cojines, las almohadas y las mantas si no estaban en su lugar. Ahora que las cosas vuelven poco a poco a su ser se verá más claramente lo que necesitamos retocar. La clave aquí es la moderación.

4. Utiliza piezas grandes. Se piensa que en una habitación pequeña hay que decorarla con piezas y accesorios pequeños, nada más lejos de la realidad. Todo lo contrario, utilizando solo unos pocos muebles de tamaño grande, se reduce el desorden y nos da una visión más amplia de la estancia. Lo mismo ocurre con las decoraciones en la pared, si estamos tratando de que una habitación se vea más grande, coloca una letra grande en la pared, o pon una alfombra grande, en lugar de pequeñas colecciones.

5. ¿Un consejo sencillo (y barato) para que las habitaciones se vean más grandes? Mantener las ventanas y cristales limpias y relucientes. Lo creas o no, entrará más luz por la ventana y los espejos reflejarán mejor la luz si están limpios, así la habitación se verá más grande, luminosa y fresca.

6. Pintar solo una pared de un color chillón para añadir profundidad a la estancia. Para ello deberemos dejar las otras paredes de color blanco o de una versión mucho más pálida que nuestra pared fuerte. También tenga en cuenta que los colores fríos, como verdes y azules tienden a alejarse de la vista, mientras que los colores más cálidos como los rojos y amarillos parecen cerrar una habitación.

7. Con baldas de pared a pared. Aprovecha hasta el último centímetro con una estantería que ocupe por completo una pared. Para no recargar el ambiente, elígela con estantes finos, aunque resistentes, que la harán visualmente más ligera. También puedes utilizar estantes en aquellos sitios y rincones en los que no podemos colocar muebles. Al poner estantes, sacaras provecho de espacios muertos, como el hueco debajo de una escalera, el retranqueo en la pared, el espacio sobre una puerta, la pared de la bañera o ducha...

8. Por último, recuerde usar tantos elementos multiusos en la sala como sea posible para reducir el desorden. Una cómoda puede sostener una televisión y almacenar todas sus revistas y juegos, un sofá futón puede servir como una habitación de invitados, y un mueble de pino sirve a modo de una gran mesa de café y de almacenamiento extra.

Recuerda, no es el tamaño de la habitación lo que la hace pequeña, es el tamaño del corazón que crea el ambiente. Muestra el tuyo a través de personalidad y la creatividad, no del dinero.

 
 
   
 
   

Copyright @ 2015 MiddleEastInteriors.com